Blogia
jcalamardo

Always Franco

Always Franco

Quizá el nombre de Eugenio Merino no les suene mucho, pero estoy seguro de que si han prestado cierta atención a las noticias de los últimos días, su nombre lo han oído/visto/escuchado (memorizado, probablemente no). El nombre de este artista hiperrealista catalán ha saltado a los medios de comunicación por el revuelo causado por su obra Always Franco, una escultura que ’retrata’ al dictador español Francisco Franco metido en un refrigerador de bebidas, y que se ha convertido en la pieza más controvertida y célebre de la feria ARCOmadrid 2012.

Muy a su pesar, Merino se ha convertido casi sin quererlo en un habitual de la polémica, en cuanto a arte actual se refiere. Tan solo hay que echar la vista atrás dos años y recordar la obra Stairway to Heaven (2010), igualmente expuesta en ARCO, y que suscitó polémica entre diferentes grupos religiosos, por representar un rabino en pie sobre los hombros de un sacerdote arrodillado sobre un musulmán agachado, los tres rezando.

Aunque la acogida del público en general ha sido buena —de hecho hay varios interesados en adquirir la obra para su colección—, la exposición de esta escultura ha provocado que la Fundación Francisco Franco haya interpuesto una demanda contra el artista por considerarla «ofensiva», «caricaturesca» y «grotesca». En su defensa, Merino ha explicado que «la obra es una metáfora con la que intento explicar que en la mente de los españoles sigue refrigerada la figura de Franco y está en la cabeza de todos», igual que ha reconocido el punto de "humor negro" y de provocación que tiene implícita, aunque no termina de ver el porqué de tamaño escándalo, considerando otras obras expuestas por otros autores mucho más provocadoras que la suya.

De todos modos, hay que reconocer que la provocación es un valor presente en prácticamente todas sus esculturas, que tratan temas de guerra y paz —No return (2010), Damocles Sword (2010), Peace Medals (2010), Celebrating destruction (2011)—, temas de política —Stayin’ alive (2007), Punching Bush (2008), Ideology (2009), Punching Sarkozy (2009), Punching Franco (2011)—, temas religiosos —Stairway to Heaven (2010), God’s fire (2010), All you need is love (2010)—, o temas de flagrante actualidad —Always (2007), Ideals never die...again (2011), Action speak louder than words (2011)—, entre otros.

Ahora las cartas están sobre la mesa y la polémica servida, lo cual tampoco es negativo, pues lo que importa, como dijo aquel, "es que hablen de ti, aunque sea mal"… ¿o no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres