Blogia
jcalamardo

Los silencios del mármol

Los silencios del mármol

Sinopsis del libro

La pequeña capilla San Severo, en Nápoles, es todavía, a día de hoy, una de las grandes desconocidas del sur de Italia y constituye un hito por su espectacular interior, que alberga una colección de estatuas de mármol que dejan sin aliento a todos los que tienen el privilegio de observarlas…

Perteneciente a la prestigiosa familia Di Sangro, la bóveda de la capilla sufre un derrumbe parcial y el gran mecenas Álvaro de Fontanarosa, hombre de inmensa fortuna, encarga su reparación a Mauro Beltrán, un joven restaurador español que descubre los inquietantes rumores en torno a ciertos extraños hechos que se han venido produciendo en aquel lugar…

Mauro entabla una relación dependiente con su mecenas, en la que surge un tercer eslabón, Alberto Miralles. Los tres conformarán un curioso triángulo en el que las aristas permanecen siempre redondeadas; una partida de ajedrez en la que ninguna pieza se coloca en la situación que le corresponde y en la que todos los movimientos esconden motivaciones ocultas.

Juan Adriansens pinta un fresco barroco del Nápoles actual que enlaza con el de hace 250 años. Los silencios del mármol es una guía de viajes, un recetario culinario, un libro de arte, un tratado de arquitectura y de filosofía, una lección de historia, una novela negra en arriesgada complicidad con el marqués de Sade, un manual de lingüística, un breviario de alquimia, un totum no revolutum que nos transporta a una Italia que nos es tan cercana y a la vez tan desconocida, a través de unos personajes que toman forma con cada salto de página. Un recorrido por la sensibilidad artística desvela los recovecos más oscuros del ser humano, una compilación de mensajes del pasado que se filtran en el presente a través del frío mármol de las estatuas de San Severo.

 

Comentario

Esta obra de atractivo título, realizada en 2010 por el polifacético Juan Adriansens, que a primera vista podría parecer una novela de tema artístico sobre la restauración de una recoleta capilla napolitana, cuenta las peripecias del poderoso onorévole Álvaro de Fontanarosa, el restaurador Mauro Beltrán y el transportista Alberto Miralles, que aunque tienen de telón de fondo la capilla de San Severo y el magnífico Cristo velado de Giuseppe Sanmartino, se alejan de la que debiera ser la trama principal para narrar las aventuras y desventuras amorosas de sus personajes. Todo ello sin escatimar en detalles escabrosos, sexuales y morbosos que, a menudo, resultan redundantes e innecesarios, pues para forjar los personajes y sus intimidades no es necesario, a mi juicio, dar al lector tantas y tan explícitas explicaciones. De este modo, lo único que se hace es alargar el argumento sin aportar prácticamente nada nuevo (y es una novela de 456 páginas...). A esto se suma el constante bombardeo de frases escritas en italiano, que no son traducidas al castellano para introducir al lector en la atmósfera napolitana que viven los personajes, lo cual dificulta la fluidez del relato si no se conoce la lengua de Dante.

Exceptuando estos "mínimos detalles", el libro invita al espectador a adentrarse virtualmente en la ciudad de Nápoles y a conocer la legendaria historia de Raimondo Di Sangro, príncipe de San Severo, de la preciosa capilla homónima y del majestuoso Cristo yacente que la preside, una obra maestra del Barroco tardío y de la escultura de todos los tiempos que presenta una impecable factura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres