Blogia
jcalamardo

En un lugar de La Mancha... el Museo del Hidalgo

En un lugar de La Mancha... el Museo del Hidalgo

«En un lugar de La Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas, con sus pantuflos de lo mesmo, y los días de entresemana se honraba con su vellorí de lo más fino».

De esta forma tan descriptiva comienza la obra más célebre de Miguel de Cervantes, en la que se habla de un hidalgo manchego y de su forma de vida. Pues bien, esta forma de vida es la que se ha intentado emular con un nuevo espacio museístico en Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Me refiero al Museo del Hidalgo, que abrió sus puertas el pasado día 23 de marzo en una antigua casa solariega del siglo XVI.

En este museo, el visitante puede recorrer las distintas estancias de la vivienda y descubrir cómo era la vida cotidiana de los hidalgos a través de un buen número de piezas originales de todo tipo cedidas por el Ayuntamiento de la localidad, por museos españoles (Museo del Ejército, Museo de Santa Cruz, etc.) y por algunos particulares. Además, la exposición se completa con numerosos recursos audiovisuales e interactivos que hacen la visita más amena e interesante.

Si queréis saber más acerca de los hidalgos, o simplemente queréis pasar un rato entretenido, no tenéis más que visitar este museo alcazareño, en el que podréis realizar un viaje en el tiempo a aquella España en que se inspiró Cervantes para escribir El Quijote.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres